En esta nota te contamos sobre el Equipo de Refugiados de los Juegos Olímpicos de Tokyo. La imagen es de los miembros del equipo.

El equipo de refugiados de los Juegos Olímpicos: Historias de esperanza

El Equipo de Refugiados de los Juegos Olímpicos es un mensaje de esperanza e inclusión para los millones de refugiados de todo el mundo. ¡Conoce sus historias!

Esta es la segunda vez que el equipo de refugiados competirá en los Juegos Olímpicos. La primera vez fue en los Juegos Olímpicos de Verano en Río de Janeiro, Brasil, en 2016. Desde ese momento, el equipo casi se ha triplicado en tamaño pasando de 10 a 29 miembros. 

Actualmente se encuentra compuesto por atletas de 11 países distintos que viven y entrenan en otros 13 países anfitriones. Además, este año también contaremos con la presencia de un heroico Equipo Paralímpico de Refugiados.

¿Por qué hay un equipo de refugiados en los Juegos Olímpicos?

En 2015, 65 millones de personas fueron desplazadas de sus hogares como resultado de conflictos sociales, políticos y económicos o desastres naturales. En ese año, más de un millón de refugiados ingresaron a Europa después de huir de guerras en Oriente Medio, África y Asia Central.

Ese verano, el Comité Olímpico Internacional (COI), el guardián de los Juegos Olímpicos, estableció un Fondo de Emergencia para Refugiados: se donaron 1,9 millones de dólares para ayudar a las agencias internacionales que buscan integrar a los refugiados en el deporte. Como resultado, el COI anunció que invitaría a atletas refugiados a competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La creación del equipo de refugiados envió un mensaje de esperanza e inclusión a millones de refugiados en todo el mundo. Los 10 atletas que compitieron en Río de Janeiro procedían de Siria, Sudán del Sur, República Democrática del Congo y Etiopía .

Tras el éxito del equipo de 2016, el COI decidió inscribir a un equipo de refugiados en los Juegos de Tokio de 2020 (pospuesto un año debido al COVID-19).

En esta nota te contamos sobre el Equipo de Refugiados de los Juegos Olímpicos de Tokyo. La imagen es de la bandera olímpica.

¿Quién compite en el equipo olímpico de refugiados? ¿De dónde son?

Los atletas son seleccionados entre refugiados apoyados por el COI a través del programa de Becas Olímpicas para Atletas Refugiados. 

Los 29 atletas que participarán este año proceden de Siria, República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Eritrea, Venezuela , Irán, Afganistán y Camerún. Muchos de estos países se encuentran en medio de conflictos o guerras civiles, lo que hace que sea demasiado peligroso para los olímpicos regresar. 

El equipo representa 12 deportes que incluyen atletismo, bádminton, boxeo, piragüismo, ciclismo, judo, karate, taekwondo, deportes de tiro, natación, levantamiento de pesas y lucha libre.

Conoce a los integrantes del Equipo Olímpico de Refugiados y sus increíbles historias de vida

Estos son algunos de los casi 30 atletas que competirán en el Equipo de Refugiados de los Juegos Olímpicos 2021 / 2020. 

Cyrille Tchatchet II – Levantamiento de pesas

El levantador de pesas Cyrille Tchatche II llegó al Reino Unido a los 19 años para competir por Camerún en los Juegos de la Commonwealth de 2014. Al darse cuenta de que no era seguro regresar a su país de origen, se escapó del alojamiento de su equipo. Dormía en las calles, cada vez más aislado y deprimido. Finalmente, llamó a una línea directa de suicidio y llegó la policía para rescatarlo.

Cyrille solicitó asilo mientras estaba detenido pero le tomó casi dos años obtener su estatus de refugiado. Luego, le ofrecieron un hogar, encontró tratamiento para la depresión y comenzó a levantar pesas nuevamente. No pasó mucho tiempo antes de que comenzara a ganar campeonatos nacionales. 

El atleta también pudo retomar sus estudios. Ahora es un enfermero de salud mental que ha estado apoyando a los pacientes durante la pandemia. 

«Me sentiré honrado de representar no solo a los refugiados, sino a los aproximadamente 80 millones de personas desplazadas en todo el mundo», dijo a la Universidad de Middlesex.

Yusra Mardini – Natación

El año antes de competir en los Juegos de Río, ganando su eliminatoria en los 100 m mariposa, la nadadora siria Yusra Mardini tuvo que nadar para salvar su vida. Ella y su hermana se mantuvieron a flote durante tres horas mientras empujaban su barco que se hundía, que transportaba a otros refugiados que intentaban llegar a Europa.

Ahora con 22 años y viviendo en Alemania, Yusra está lista para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. «Mi sueño es que el mundo esté en paz y no haya más refugiados», dijo a Eurosport . «Que esas guerras terminen y que todos estemos iguales en el mundo, viviendo en paz y armonía. Sé que es difícil pero ese es mi sueño.”

Anjelina Nadai Lohalith – Pista

La corredora de pista sursudanesa Anjelina Nadai Lohalith compitió en el evento de 1.500 m en Río 2016, representando al primer Equipo Olímpico de Refugiados. Huyendo del violento conflicto en Sudán del Sur con su tía con solo 8 años, Anjelina se reasentó en el campo de refugiados de Kakuma en Kenia, uno de los asentamientos de refugiados más grandes del mundo. 

Desde entonces, la atleta no ha vuelto a ver a sus padres, que todavía están en Sudán. Confesó que es la esperanza de reunirse con su familia nuevamente lo que la motiva. «Si llego lejos y [tengo] éxito, entonces mi sueño es simplemente ayudar a mis padres».

Hamoon Derafshipour – Karate

La estrella del karate Hamoon Derafshipour ganó el bronce en el Campeonato Mundial de 2018 mientras representaba a su tierra natal, Irán. Pero un año después, él y su esposa Samira Malekipour se fueron a Canadá para que Samira, ex entrenadora del equipo de kárate femenino de Irán, pudiera entrenarlo antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

«Quería que mi esposa fuera mi entrenadora, lo que no era posible en casa debido a las reglas existentes», declaró Hamoon y aseguró que Samira es la clave de su éxito y que los dos tienen grandes objetivos para los juegos de Tokio. «Queremos ir a los Juegos Olímpicos por los resultados, por una medalla».

Con más de 82 millones de personas desplazadas en todo el mundo, actualmente estamos viviendo la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. La conformación del Equipo Olímpico de Refugiados es un poderoso mensaje de solidaridad y esperanza para todos aquellos que estén pasando por una situación difícil. ¡No bajemos los brazos! 

¡En Inmigrando con Kathia queremos felicitar y mandarle un cálido saludo a todos los deportistas del Equipo de Refugiados de los Juegos Olímpicos!

Compartir

Más noticias de inmigración