Trabajadores migrantes sonriendo a la cámara en su espacio laboral

Nueva protección de OSHA para empoderar trabajadores migrantes

Los trabajadores migrantes podrán acceder a visas si son víctimas de abusos e irregularidades en el espacio laboral.

Durante año, los trabajadores migrantes sin documentaciones han sido víctimas de tráfico laboral, robo de salarios, violaciones de seguridad y otros abusos en el lugar de trabajo, sin posibilidad de denunciar por temor al despido, a la deportación, y a otras consecuencias migratorias.

Pero ahora, gracias a la nueva protección de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) de EE. UU., a partir del 30 de marzo la agencia tendrá la autoridad necesaria para emitir certificaciones de visa a aquellos trabajadores que sufrieron malos tratos, injusticias e irregularidades de toda índole en sus respectivos empleos.

¿Que es OSHA?

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) es una agencia del gobierno de los Estados Unidos que se encarga de establecer y hacer cumplir normas y regulaciones para garantizar que los lugares de trabajo sean seguros y saludables para los empleados.

OSHA fue creada en 1970 y está bajo el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. Las funciones principales de OSHA incluyen la realización de inspecciones de seguridad en el lugar de trabajo, la promoción de la capacitación en seguridad y salud, y la investigación de accidentes y enfermedades relacionadas con el trabajo.

La administración también impone sanciones a las empresas que no cumplan con las normas de seguridad y salud ocupacional.

¿Qué beneficios traen estos cambios a la comunidad migrante?

Antes del anuncio, solamente las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley, los fiscales o los jueces involucrados en una investigación criminal podían expedir certificaciones de visa. No obstante, las nuevas reglas que entrarán en vigor el 30 de marzo, no solo protegen a los trabajadores de las represalias relacionadas con la inmigración por parte de sus empleadores, sino que también permitirán que los trabajadores permanezcan en el país con estatus legal mientras OSHA investiga y procesa las prácticas ilegales en el lugar de trabajo.

Según Kimberly Darby, portavoz de OSHA, «para cumplir con la misión de OSHA de garantizar lugares de trabajo seguros y saludables, es fundamental que los trabajadores, independientemente de su estatus migratorio, puedan denunciar condiciones inseguras sin temor a represalias». Darby añadió que OSHA es consciente de que muchos trabajadores no pueden reportar un peligro en el lugar de trabajo debido a «su estado migratorio y/o la amenaza de represalias».

Ahora, los trabajadores pueden solicitar una visa U o una visa T, estatus de no inmigrante U y estatus de no inmigrante T, lo que les otorgaría beneficios de inmigración temporal provistos por los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS). Una vez que se obtienen las visas U o T, los trabajadores pueden ser empleados legalmente, ayudar a los miembros de la familia a obtener el estatus migratorio, solicitar beneficios públicos y tener un camino hacia el estatus de residente permanente.

De acuerdo con OSHA, los solicitantes de visas U o T deben contar con una certificación de una autoridad encargada de hacer cumplir la ley antes de que USCIS considere su solicitud. Conforme a las nuevas reglas, los trabajadores pueden solicitar directamente la certificación de OSHA y luego enviar su solicitud a USCIS.

Trabajador de oficina juntando sus cosas debido a un despido
El objetivo es disminuir los despidos injustificados, las injusticias en el trabajo y cualquier otro tipo de irregularidades que afecten a los migrantes.

¿Por qué fue implementada la nueva regla?

Las nuevas medidas de OSHA siguen al anuncio del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en enero sobre una regla que proporciona un proceso acelerado de solicitud de acción diferida para los trabajadores indocumentados que hayan sido víctimas o testigos de abuso laboral.

Según Charlie Uruchima, coordinador del programa del Comité de Seguridad y Salud Ocupacional de Nueva York (NYCOSH), organización que ofrece capacitación en seguridad a los trabajadores, certificación OSHA y capacitación en Conozca sus derechos, cada año ven alrededor de 200 casos de robo de salarios. Con las nuevas reglas de OSHA, NYCOSH ofrecerá otra herramienta más en su lucha contra el robo de salarios entre los trabajadores indocumentados que pueden temer denunciar. Para Uruchima, esta medida será de gran ayuda para los trabajadores inmigrantes.

Trabajador extranjero en una fábrica de electrónica
Los inmigrantes son un pilar fundamental en la economía estadounidense, y es hora de comenzar a tratarlos como tal.

La nueva protección de OSHA es un gran paso para garantizar la seguridad y los derechos de los trabajadores migrantes en el país. A pesar de los desafíos, la comunidad migrante es inspiradora en su resiliencia y determinación por lograr sus metas. Únase a la comunidad en línea de Inmigrando con Kathia para encontrar recursos y herramientas útiles, y conectarse con otros inmigrantes que enfrentan desafíos similares. Juntos podemos construir un futuro mejor para todos los inmigrantes en los Estados Unidos.

Compartir

Más noticias de inmigración